Velas de Masaje

A partir de la equilibrada combinación de ceras vegatales naturales y aceites esenciales perfumados, nuestras velas de masaje nutren, relajan y revitalizan el cuerpo ¡Son un verdadero placer para tu cuerpo y divino para tus sentidos!

Mostrando todos los resultados 4

Cómo disfrutar de las velas de masaje

¡Las velas con aceite de masaje de Velaroma son una oda a todos los sentidos! Están elaboradas con ceras vegetales naturales, principalmente cera de soja, y de aceites esenciales puros perfumados, para ofrecer una experiencia táctil y olfativa única, y muy relajante.

¿Te preocupa que la cera derretida de la vela te puede quemar?

No te preocupes por ello, seguro que no te va a quemar. La mezcla de ceras vegetales aseguran un punto de fusión muy bajo, se transforma en aceite de masaje alrededor de los 45º C, será como sentir el agua tibia de la ducha o el baño sobre tu piel.

¿Como utilizar una vela de masaje?

Primero de todo, enciende la vela y disfruta de los perfumes de relax que desprende mientras esperas unos diez minutos a que esté derretida la cera, formando un charco de aceite.

Cuando creas que tienes suficiente aceite para dar el masaje, apaga la vela y espera un minuto más o menos para que la cera esté tibia, a no ser que seas un [email protected] en el arte de dar masajes y sepas echar la cera con la vela recién apagada.

Pon un poco de la cera en una pequeña zona de la piel de la persona que reciba el masaje y ves extendiendo con suavidad sobre la piel, a medida que das el masaje la piel se irá nutriendo e hidratando, recuperando su brillo y vitalidad, mientras disfrutas de una experiencia especialmente táctil y sensorial en un estado de profunda relajación.

Y así, vas añadiendo poco a poco más de la cera derretida de la vela de masaje.

Precauciones a tener en cuenta

Los ingredientes de las velas de masaje de Velaroma son naturales y ecológicos, y no deben presentar ningún problema para la piel. Pero por precaución, haz la prueba de poner un poco de cera en un parte del cuerpo para ver si hay alguna reacción alérgica.

No está recomendado su uso en la cara, especialmente teniendo cuidado del contacto con los ojos. Y por supuesto, no desatiendas una vela encendida y manténla alejada del alcance de niños, mascotas y material inflamable.

Mostrando todos los resultados 4