Mikados Aromáticos

Los mikados aromáticos son una bella manera de perfumar continuamente tu hogar con exquisitas combinaciones de fragancias naturales. Crean espacios aromáticos más acogedores, perfectos para disfrutar de un rato de relax y mejorar el bienestar personal.

Mostrando todos los resultados 16

Los mikados aromáticos que perfuman y decoran de una forma natural

A todos nos gusta que nuestra casa, oficina o tienda huela a las mil maravillas, pero no todas o todos nos gusta encender cada dos por tres una vela perfumada, para ello dispones de otra gran alternativa ¡los ambientadores mikados aromáticos! son muy sutiles decorando y maravillosos perfumando durante semanas tus rincones favoritos.

También llamados difusores de varillas de ratán, son una forma muy natural y sencilla para perfumar cualquier lugar de tu hogar de forma continua sin desprender humos y respetando el medio ambiente.

¿Y que decir de sus fragancias? Son cada vez más amplios y sutiles, estos pueden ser con notas cítricas, florales, picantes, especiados, orientales… su gran variedad de elegantes aromas con la que nos regalan te permiten elegir la fragancia que va más en sintonía con tu personalidad y con el bienestar personal que andas persiguiendo.

¿En qué consisten y cómo funcionan?

Los mikados aromáticos decoran y perfuman, en dos palabras, son difusores pasivos que a través de sus varillas absorben por capilaridad el aceite esencial natural aromatizado y evaporan su fragancia al contacto del aire, inundando de perfume cualquier habitación o lugar de tu hogar de forma elegante, homogénea y continuada. Y además decoran, las formas y colores de sus frascos dan un toque decorativo allá donde les pongas.

¿Sabes cómo se utilizan? No te preocupes, los mikados son más sencillos de usar de lo que te piensas. Es normal que te preguntes ¿Cuantas varillas debo meter? ¿Una o varias? ¿Lo pongo y me olvido o tengo que ir haciendo algo más? Para ello te vamos a indicar como debes usarlos.

  1. Destapa el frasco e pon las varillas de ratán dentro del frasco. ¿Cuántas introduces? Depende con la intensidad que quieras ambientar y del tamaño del lugar. En una habitación o una estancia pequeña con tres o cuatro varillas es suficiente. Si es un comedor o un sitio más grande, con cinco o seis es suficiente. ¿Y si pongo todas las varillas? Ganarás en intensidad de su delicada fragancia.
  2. ¡Debes ser paciente! Los difusores ambientadores de varillas no perfumen de inmediato. Debes esperar a que sus varillas se impregnen del aceite aromático que absorben y, una vez que estén ligeramente humedecidas, el aceite se evapora de forma continua, inundando el ambiente con su aroma de forma natural.
  3. ¿Al cabo de los días percibes que el aroma pierde la intensidad que tanto deseas? Gira las varillas y verás que al poco rato el ambiente vuelve a recuperar la fragancia con la misma intensidad del principio.
  4. No tires el mikado cuando acabe su líquido aromático ¡Reutilízalo de nuevo! Dale nueva vida con los recambios de aceites esenciales para mikados. Rellénalos con el aceite del mismo aroma o con otra fragancia que estés deseando probar.

Mostrando todos los resultados 16